NOVEDADES PROYECTO EDUCATIVO Y PGA
                Paraje de las Jumillicas, S/N 30620 Fortuna. Murcia. Tl. 968686070 email: 30011971@murciaeduca.es

.








EBAU
2021


CENTROS DIRECTIVOS CONSEJERÍA EDUCACIÓN


UTILIDADES









.


















 

NOVEDADES EN EL PROYECTO EDUCATIVO Y EN LA PROIGRAMACIÓN GENERAL ANUAL Y PREGUNTAS FRECUENTES

  • PROYECTO EDUCATIVO COMPLETO PARA EL CURSO 2020/2021

  • PROGRAMACIÓN GENERAL ANUAL COMPLETA PARA EL CURSO 2020/2021

PREGUNTAS FRECUENTES Y NORMAS DE FUNCIONAMIENTO EN DETERMINADAS SITUACIONES

 

 

 

 

 

 

 

 

DEBERES RELACIONADOS CON LAS NORMAS COVID

 

Tras la puesta en marcha de las medidas sanitarias para protegernos de la pandemia se incluyen estas obligaciones derivadas lógicamente de esta nueva situación. A saber:

a) El alumno debe seguir siempre las medidas sanitarias impuestas por las autoridades sanitarias en cada momento y que se incluirán en las medidas contendías en nuestro Plan de Contingencia contra la pandemia. Estas son básicamente:

   a.1. Uso correcto de mascarilla en todo momento.

   a.2. Disponer de gel hidroalcohólico entre sus pertenencias

   a.3. Seguir en todo momento las indicaciones sobre desplazamientos, estancias, zonas de espera, tránsitos, horario, uso de los servicios, etc., contenidos en el Plan de Contingencia que esté en vigor.

   a.4. Seguir de manera correcta el eventual calendario de semipresencialidad si en su grupo, nivel o etapa, se aplicara esa modalidad de enseñanza.

   a.5. Seguir las indicaciones, tareas, encargos y demás actuaciones de su proceso de aprendizaje en situación de no presencialidad temporal o de larga duración

   a.6. Actuar con honestidad y lealtad en la realización de pruebas o tests durante periodos de no presencialidad.

 

CRITERIOS PARA LA JUSTIFICACIÓN DE LAS FALTAS DE ASISTENCIA DE LOS ALUMNOS/AS (SEGÚN NORMATIVA PRAE)

SE CONSIDERARÁN JUSTIFICADAS

a) Faltas por enfermedad:

· Si la ausencia por enfermedad o visita médica comprende de 1 a 3 días al mes, consecutivos o no, se presentará justificante por escrito de los padres, madres o tutores legales.

· Cuando la falta de asistencia al centro educativo por visita médica o por enfermedad sea de más de 3 días al mes y los padres, madres o tutores legales no lo justifiquen debidamente, el tutor intentará comprobar la veracidad de dicha justificación. Si el tutor no pudiese verificarlo a través de los padres, madres o tutores legales, lo comunicará al equipo directivo, el cual hará las comprobaciones pertinentes.

· Se considerará falta justificada por enfermedad prolongada la situación de los menores que se encuentran convalecientes en domicilio u hospitalizados y conste en el centro educativo el informe médico correspondiente.

b) Faltas por causa familiar:

· Se justificarán de 1 a 3 días como máximo al mes, con el justificante escrito de los padres, madres o tutores legales, y solo cuando se trate de un familiar en primer o segundo grado.

· Cuando estas faltas de asistencia sean muy numerosas y reiteradas, haya antecedentes de absentismo con permisividad de los padres, madres o tutores legales, el profesor tutor o la jefatura de estudios podrá requerir al alumno una justificación adicional (ejemplo: enfermedad grave de un familiar, internamiento hospitalario, operación quirúrgica, bodas, bautizos, sepelios, etc.). Si se considera necesario, el equipo directivo podrá realizar las actuaciones que considere oportunas para verificar la justificación de la falta de asistencia.

c) Resto de faltas por otras causas:

· La ausencia por citaciones de carácter jurídico o similar se justificará con documento acreditativo.

· La tramitación de documentos oficiales, con justificación escrita de la oficina expendedora.

· La presentación a pruebas oficiales, con justificación escrita del secretario del centro.

· Se considerarán faltas justificadas aquellas generadas a consecuencia de la suspensión del derecho a asistir a clase por aplicación de las normas de convivencia.

· Se considerará falta de asistencia justificada, aquella que sea consecuencia de estar sometido a medidas judiciales de reforma y promoción juvenil en régimen cerrado.

NO SE CONSIDERARÁN JUSTIFICADAS

· Las faltas de asistencia por acompañar a los padres, madres o tutores legales a cualquier actividad laboral o cualquier gestión a realizar por los mismos (venta ambulante, traducir conversaciones o documentos, etc.,)

· Las faltas de asistencia para realizar actividades propias de adultos: cuidar a hermanos menores, hacer tareas domésticas, ayudar a la familia a montar el puesto en el mercadillo, etc.

PROBLEMAS PROVOCADOS POR EL ABSENTISMO

CASO 1: EXPEDIENTE PRAE

· Si un  alumno presenta un porcentaje de faltas de asistencia elevado de un 15% del total de las horas de clase contempladas en un mes lectivo se inicia un expediente denominado Expediente PRAE. Estas letras, PRAE viene de esta noramtiva:

 . Este proceso supone una intervención desde el centro para investigar qué está provocando este alto absentismo y una búsqueda de soluciones para resolverlo y, si tras hablar conla familia del alumno, no se resuelve el problema el asunto pasa a manos de los Servicios Sociales municipales y eventualmente puede llegar a Fiscalía de Menores.

CASO 2: PÉRDIDA DEL DERECHO A LA EVALUACIÓN CONTÍNUA

. Si un alumno acumula en una asignatura un número de faltas justificadas y/o injustificadas superior al 30% del número de horas lectivas de una materia, área, módulo o asignatura no se podrá garantizar el correcto seguimiento del proceso de aprendizaje y no podrá serle aplicada una correcta evaluación continua.

   En este caso el departamento afectado, a través de su profesorado, preverá los instrumentos de evaluación necesarios para poder calificar al alumno al final del curso, que en cualquier caso será mediante algún tipo de prueba objetiva.

  Igualmente, si el alumno/a corrige su actitud y se muestra dispuesto a corregir su problema de absentismo o deja de faltar a clase se tendrán preparadas las medidaS educativas necesarias para poder realizar una recuperación del tiempo perdido hasta ese momento.

Tratamiento de las faltas de asistencia en situación de enseñanza no presencial

En general la asistencia a clase en situación de tele-enseñanza se debe considerar con el mismo tratamiento que en situación de presencialidad. Si se da el caso de volver a situación de confinamiento o se organizara una enseñanza semipresencial se organizará un horario específico para esta situación, siempre y cuando no sea factible seguir con el horario convencional. Las sesiones lectivas organizadas así son de obligada asistencia por parte del alumnado y, el docente deberá pasar lista y pondrá faltas y retrasos de acuerdo a norma.

Si se da el caso de que el alumno no puede conectarse en directo por razones justificadas se procederá a considerar asistencia el hecho de que un tiempo razonable el alumno realice las tareas encomendadas o actividades mandadas por el medio que sea. Para ellos se sugiere el uso de platarformas educativas que permiten temporalizar las actividades de manera que pasado un tiempo se cierra la posibilidad de acceder a ellas. Si el alumno realiza las actividades en ese tiempo se considerará asistencia. En caso contrario se le pondrá falta de asistencia.

El alumnado (o su familia si es menor de edad), deberá justificar las ausencias de modo análoga a como recoge la norma, pudiendo usar para ello los medios de comunicación al uso, es decir, Tokapp y/o email.

Sobre las faltas de asistencia de los alumnos a exámenes o pruebas convocadas e informadas adecuadamente.

Esta serie de normas se redactan para corregir el problema que frecuentemente se ha planteado en el centro cuando un alumno se ausenta los días de exámenes por razones más o menos justificadas y, cuando se incorpora, pretende que se le examine de manera particular provocando una situación de posible desventaja o discriminación ya que, de esta manera, puede tener información de sobre el tipo de prueba, la tipología de las preguntas, etc., además del problema que se plantea al docente cuando la prueba versa sobre un contenido de extensión escasa que hace que el  docente tenga pocas opciones para plantear preguntas distintas que garanticen que el alumno no tiene información privilegiada.

a)   En general el alumno deberá justificar su ausencia al examen de forma análoga a cualquier falta de asistencia y tendrá el mismo tratamiento y consideración.

b)   El alumno no tiene derecho a que se repita el examen de manera automática. En general el alumno tiene derecho a ser evaluado sobre los contenidos de la prueba en la forma y tiempo que el docente decida, bien por decisión tomada como norma del departamento o bien por criterio propio. Entre las posibles opciones podrán considerarse las siguientes:

   b.1. Realizará la prueba el día que se convoque la prueba de recuperación sobre los contenidos examinados, siempre que exista tal convocatoria.

   b.2. Se le examinará al final del trimestre en una prueba global sobre partes de la programación (estándares) no aprobadas o examinadas propuesta por el departamento o el docente.

   b.3. Se le examinará al final del curso en una prueba global sobre partes de la programación (estándares)  no aprobadas o examinadas.

   b.4. Cualquier otra opción que decida el profesor/a en el ejercicio de su acción docente que garantice la igualdad de oportunidades, el derecho a una evaluación objetiva y la no discriminación.

c)   El alumno podrá justificar la ausencia de manera fehaciente con todos los documentos que pueda aportar para que el docente pueda considerarla como cierta y que la ausencia se debió a causas de fuerza mayor y no a una actuación de otra índole que no garantice con seguridad la igualdad de oportunidades.

d)   En todo momento se sugiere al docente o docentes, así como al alumnado, que se vean en esta situación que acudan a informarse y asesorarse al equipo directivo, para poder así valorar todas las situaciones y llegar a una decisión consensuada y que garantice una correcta aplicación del derecho a la evaluación.

NORMAS DE FUNCIONAMIENTO DURANTE LA REALIZACION DE PRUEBAS ESCRITAS

Estas normas están redactadas con la intención de garantizar la objetividad, fiabilidad y seguridad en los resultados de las pruebas escritas, evitando situaciones que puedan facilitar o propiciar el que el alumnado copie o utilice cualquier técnica para hacer las pruebas escritas de manera fraudulenta. Estas normas son de especial interés en los cursos especialmente sensibles por estar en juego una determinada nota media o prebenda relacionada con la calificación obtenida (cursos finales de etapa y niveles de bachillerato y ciclos formativos)

En general se actuará del siguiente modo:

1. El alumnado tendrá prohibido acceder con aparatos tales como teléfonos móviles, relojes inteligentes, o cualquier otro aparato electrónico que pueda ser usado para recibir o manejar información. Para ello se pedirá al alumnado que muestre sus relojes al profesorado y que deposite los móviles apagados en la mesa del docente.

2. Todo el material del alumnado será depositado tan alejado como sea posible de donde se realice el examen, incluso en otras aulas o departamentos si fuera posible. El alumnado sólo podrá portar un bolígrafo de cualquier color menos rojo o similar al rojo (color usado convencionalmente para hacer las correcciones). En este sentido sólo se permitirán calculadoras en aquellas materias en las que sea pertinente su uso no sin antes ser supervisadas por el docente o docentes que se encarguen de la prueba.

3. Durante la realización de las pruebas no se atenderán dudas en las mesas de los examinandos, evitando que el docente se desplace a zonas del aula en las que pierda la visión parcial o total del resto del alumnado. Las dudas serán atendidas al inicio de las prueba y serán declamadas por el alumno en voz alta y, en caso de ser posible atenderlas, se hará de manera pública y desde el lugar dónde el docente se encuentre.

4. En caso de que un alumno no quiera realizar la prueba voluntariamente deberá entregarla firmada con la fecha y su número de DNI o NIE.

5. A la hora de recoger las pruebas el docente se asegurará de que efectivamente se entrega y una vez realizada dicha entrega los documentos serán custodiados fuera del alcance del alumnado (cajón, carpeta cerrada, etc..). Nunca podrá ser devuelta para segundas revisiones una vez entregada.

6. En caso de entregar papel en blanco para realizar ejercicios escritos debe ir sellado o timbrado de manera clara por el docente, nunca debe ir en blanco. Si se da papel para hacer operaciones o pruebas deberá ser entregado al docente una vez acabado la prueba con el nombre del alumno de manera fehaciente.

Actualización de medidas antifraude durante el examen (enseñanza presencial)

1. Se prohíbe portar objeto alguno en las muñecas, que deberán estar siempre despejadas, debiéndose dejar dichos objetos en la mochila. Solo en el caso de aulas sin reloj visible se permitirá que el estudiante deposite sobre su mesa el reloj, que bajo ninguna circunstancia podrá ser inteligente (smart watch).

2. Se prohíbe portar colgantes o broches, que deberán quedar en la mochila.

3. Se prohíbe la tenencia de calculadoras no autorizadas una vez iniciado el examen. Se debe consultar al profesorado en todo caso por si la prueba lo necesitara.

4. Se prohíbe la tenencia de cualquier dispositivo electrónico de comunicación durante el examen (móviles, tablets, etc), que deberán dejarse en las mochilas en el caso de que el estudiante las haya traído. Los móviles tendrán que estar no solo en esas mochilas, sino además apagados en todo caso (no en silencio ni modo avión, apagados).

5. Los pabellones auditivos (orejas) deberán estar continuamente despejados y visibles durante el examen.

6. El incumplimiento de cualquiera de estas cuestiones, o la detección de cualquier medio fraudulento vinculado a la realización del examen, comportará la anulación de la prueba.

7. El profesorado podrá en cualquier momento realizar rastreos de frecuencias en las aulas con personal y equipo técnico especializados.

Tratamiento de la pruebas online en situación de enseñanza no presencial.

El desarrollo de cualquier prueba online debe entenderse que está sometida a las mismas normas generales que se usan para las pruebas presenciales. Estas normas serán de obligado cumplimiento y de conocimiento fehaciente por parte del alumno y de su familia. Su cumplimiento es responsabilidad del alumnado y de su familia. Son normas dirigidas a garantizar en a la medida de lo posible la fiabilidad de las pruebas.

1. El docente debe tener visión directa en todo momento del alumno y del entorno en el que se encuentra. El campo visual disponible debe incluir:

   a. El/La propio/a alumno/a, en un plano medio (de pecho hacia arriba), con las manos a la vista.

    b. La superficie del escritorio o mesa sobre la que trabaje, viéndose en este espacio el papel si lo hubiere y el ratón y el teclado del equipo informático que se use. Si el alumno usa una tablet o un móvil la imagen debe mostrar claramente el alumno y sus manos y el papel de la prueba si lo hubiere.

    c. Se evitará en lo posible que la imagen muestre el entorno privado del domicilio del menor. Más si esta imagen es compartida con el resto del alumnado del grupo.

2. El alumno/a deberá usar auriculares con micrófono, en ningún caso altavoces.

3. En la zona vista no debe aparecer nada excepto el material permitido para la prueba (bolígrafos, reglas, calculadoras, etc.. lo que el docente diga que es necesario)

4. El alumno/a debe demostrar que se encuentra solo ante la máquina o medio que use para hacer el examen. En caso de ser imposible por las características del entorno las personas presentes deben identificarse ante el docente y mantenerse apartados del desarrollo de la prueba.

5. El alumno/a no podrá desconectar la pantalla durante el desarrollo de la prueba. Si se desconectara por cualquier causa el examen será anulado, independientemente de la causa.

6. El alumno no podrá ausentarse de la prueba en ningún momento (no puede ir al baño y se recomienda ir antes de la prueba).

7. Cualquier gesto o acto que pueda hacer que el docente sospeche que se está buscando información de forma fraudulenta provocará la anulación de la prueba. Rogamos por tanto que el alumno actúe con sentido común y no haga nada que pueda dar lugar a confusión.

8. El docente podrá incluir en todos los casos alguna pregunta adicional de forma oral o pedir que el/la alumno/a explique verbalmente algunas o todas de las respuestas que haya incluido en la prueba.

9. En el caso de pruebas escritas en papel y que deban ser fotografiadas para su envío el alumno deberá hacer un envió de foto de la pagina al inicio de la prueba, en la que se debe ver claramente el nombre del alumno, el grupo y la fecha; otro envío de foto de la misma página lo realizará en el momento que el docente se lo pida, generalmente a la mitad de la misma; la última foto de la página será la considerada como prueba entregada. El número de fotos de la prueba aquí indicado es de tres: inicio, medio y final. Sin embargo, si la prueba es de larga duración y/o incluye más de una página o más de una cara de una página el docente podrá pedir tantas fotos de control como le parezca oportuno. Cualquier incumplimiento de este protocolo provocará la anulación de la prueba.

 

En este sentido nos parece oportuno fomentar el uso de la App CamScanner o similar a ella. Esta App permite convertir cualquier foto de documento en un documento formato pdf lo cual facilitará mucho la posterior corrección de la prueba dado que las fotos no suelen ser de muy buena calidad. Convendrá fomentar y enseñar el uso de esta App o similar entre el alumnado a principios del curso.

10. Cualquier tipo de prueba a distancia, online o como se quieran denominar, sean estas pruebas orales, escritas, mixtas orales y escritas,  serán grabadas a efectos de dejar prueba fehaciente del desarrollo de la misma. El tratamiento de la imagen obtenida será tratada bajo los parámetros de la legislación sobre protección de datos. Esa imagen no será divulgada y será custodiada para ser usada sólo en el caso de conflicto o discrepancias entre el docente y el alumno/a o sus familias ante una eventual suspensión de la prueba por incumplimiento de las condiciones expuestas como norma de funcionamiento. Una vez acabado el curso y los plazos ante posibles reclamaciones las imágenes serán destruidas y borradas de cualquier soporte donde se conservaran.

 Debe quedar claro que la anulación de la prueba implica que el alumno/a mantiene su derecho a ser evaluado y para ello el docente establecerá una nueva convocatoria de prueba en las condiciones que el docente determine como necesarias, no siendo obligatorio que sea el mismo tipo de prueba en ninguno de sus aspectos. Se entenderá que el alumno/a tendrá una nueva oportunidad de demostrar su nivel de conocimiento. Si el alumno/a vuelve a incurrir en alguno de los errores o faltas mencionados y no cumple con los requisitos de seguridad aquí requeridos e informados se entenderá que desiste de su derecho a ser evaluado de acuerdo a las normas de funcionamiento y su calificación será de suspenso por no permitir ser evaluado.

Dentro de este orden de situaciones posibles los alumnos tiene la obligación de asistir y conectarse a las pruebas en el día y hora a la que han sido convocados, de manera análoga a las pruebas presenciales. Cualquier ausencia deberá ser debidamente justificada tal y como se recoge en las normas de funcionamiento del centro.

Si el alumno/a alega problemas técnicos, de conectividad o de cualquier otra índole es su obligación y la de su familia la de buscar soluciones al problema o problemas pudiendo dar un aplazamiento provisional en primera instancia y acordando una nueva convocatoria con el docente. Si persiste el problema o presenta otros problemas en esa nueva convocatoria se entenderá que el alumno/a no ha asistido a la prueba y se considerara suspenso en la misma por no presentado (Insuficiente 1 y No presentado en las pruebas extraordinarias).

Debe quedar claro que el alumno en esta situación deberá buscar alternativas para poder realizar la prueba y es su responsabilidad encontrar las soluciones que estime oportunas (conectarse desde el ordenador o móvil de otra persona, resolver el tema técnico con diligencia, etc.). Se debe entender que esta obligación de tener y disponer de los medios necesarios es una obligación análoga a la de acudir al centro en condiciones de desarrollar la actividad lectiva, exámenes incluidos.

Por último el docente en el ejercicio de sus funciones podrá emplazar al alumno a una prueba presencial si el periodo de confinamiento se presume de corto plazo y parece factible realizar la prueba en tiempo y forma para ser evaluada y tenida en cuenta para los distintos trimestres. Esa prueba presencial, de ser posible en el tiempo deberá realizarse bajo las normas sanitarias que estén en vigor en ese momento.

 

 

Tratamiento de las faltas a las normas de convivencia durante la aplicación del Plan de Contingencia en el curso 2020/2021.

 

Cualquier actuación contraria a las normas de convivencia que lleve vinculado el incumplimiento de las normas sanitarias contenidas en el Plan de Contingencia, dadas las posibles consecuencias sanitarias derivadas de la misma, será tratada en todo momento como faltas graves o muy graves.

 

Esto quiere decir que cualquier actuación considerada falta leve en la situación de normalidad previa a la pandemia si lleva consigo algún incumplimiento o interrupción de las normas sanitarias del alumno autor o del/de los eventual/es perjudicado/s será considerada falta grave o muy grave. Este acto contrario a las normas sanitarias o las consecuencias del acto que vayan contra las normas sanitarias será considerado como agravante o acentuante de la falta.

 

Dado que las medidas de contingencia restringen las posibles medidas correctoras/educativas de acompañamiento y de gestión de la situación, no siendo recomendable el dedicar tiempo y recursos a atender de manera personal y/o individual, se aplicará de manera inmediata el carácter ejecutorio de este tipo de faltas en el ámbito de las medidas cautelares o provisionales y se procederá a comunicar al a familia del menor (en su caso) que el alumno tendrá suspendido el derecho a asistir al centro durante al menos tres días lectivos, solicitando a la familia del alumno que acuda al centro educativo de manera inmediata a recoger al menor.

 

 

Tratamiento de las Normas de Convivencia en situación de enseñanza no presencial provocada por una situación de confinamiento temporal debido a situaciones de riesgo sanitario.

 

En general, en una situación de enseñanza no presencial, los derechos y deberes del alumnado siguen siendo los mismos que los previstos en nuestras Normas de Convivencia. No obstante, la no presencia en el centro condiciona la aplicación de los eventuales procesos sancionadores y las posibles resoluciones sancionadoras resultantes de ellos.

 

Las obligaciones de puntualidad, asistencia a clase, comportamiento en el proceso lectivo, respeto a las instrucciones del docente, cumplimiento de las obligaciones del alumnado, etc., siguen teniendo la misma consideración que se prevé en situación de presencialidad.

 

En general el Decreto 16/2016 de 9 de marzo de 2016 que regula la convivencia en los centros educativos sigue estando en vigor en situación de no presencialidad.

 

Dicho todo esto debemos entender que a su vez el docente realizará su práctica docente ejerciendo la autoridad docente de forma correcta, en el marco del respeto a los derechos del alumnado a recibir una formación adecuada, equitativa y de provecho para su objetivo final que es formarse como ciudadano y, como no puede ser de otro modo, se cuidará que el trato recibido por el alumno esté dentro del marco legal en todos sus aspectos, no sólo como alumnado sino como, en la mayoría de los casos, como menor de edad.

 

En esta situación, siendo nuestro alumnado mayoritariamente menor de edad, las situaciones de conflicto deberán tratarse siempre de manera adecuada y equilibrada y en presencia o informando a las familia o tutores legales del menor en su caso.

 

Las faltas consideradas leves, graves y muy graves seguirán siendo tipificadas dentro de las ya redactadas en el Decreto 16/2016 de 9 de marzo de 2016 que regula la convivencia en los centros educativos, en su Título III, Faltas y Medidas Correctoras, artículos 29, 30, 33 y 35.

 

En este sentido, se debe entender que los trámites derivados de la aplicación de las normas de convivencia durante un periodo de confinamiento se deberá acoger eventualmente a lo recogido en el artículo 44, sobre plazos de prescripción, a saber:

           1. Las faltas leves prescribirán en el plazo de un mes, las graves en el de tres meses y las muy graves en el plazo de seis meses, contados a partir de la fecha en que los hechos se hubieran producido.

   2. Las medidas correctoras impuestas por faltas leves contra las normas de convivencia prescribirán en el plazo de un mes, y en todo caso, a la finalización del curso escolar; las medidas impuestas por faltas graves, en el plazo de seis meses, y las impuestas sobre las muy graves en el plazo de doce meses.

Las medidas correctoras impuestas por faltas graves y muy graves, siempre que con arreglo a lo dispuesto en el apartado anterior no hayan prescrito, se podrán cumplir en el curso escolar siguiente a aquel en que se hayan impuesto o en otro centro educativo, cuando se haya cambiado de centro.

   3. Los plazos se contarán a partir de la fecha en que la sanción se hubiera comunicado al interesado, excluyéndose los períodos de vacaciones escolares del cómputo de los plazos.

    4. Los anteriores plazos de prescripción de las faltas y de las medidas correctoras se interrumpirán cuando se haya acordado la suspensión del procedimiento o la aplicación efectiva de las medidas correctoras ya impuestas, como consecuencia de la apertura del proceso de mediación descrito en el artículo 27 o se haya suscrito un acuerdo o contrato de convivencia establecido en el artículo 25.