I.E.S SANTA MARÍA DE LOS BAÑOS

 

 

 

 

 

CAFÉ TERTULIA 2009-2010

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VIII CAFÉ TERTULIA. CÓMO AYUDAR A LOS HIJOS EN LOS ESTUDIOS II

 

 

El pasado miércoles día 26 de mayo dimos por finalizado nuestro café tertulia 2009/10. Tuvimos nuestro tradicional café, trabajamos la II parte del Tema titulado “Cómo ayudar a los hijos en los estudios y para finalizar evaluamos todo este curso.

 

Vamos por partes:

 

1.- El café estaba buenísimo y el bizcocho que le acompañaba mejor todavía, todo ello gracias a nuestros Manu y Tere.

 

2.- El tema de cómo ayudar a los hijos lo amplié con otros datos que no aparecían en las fotocopias entregadas y que podéis consultar pinchando aquí. www.ite.educacion.es.

Lo único que no aparece en esta web, es cómo elaborar “Mi curva de rendimiento” y cómo hacer el horario diario en función de esa curva, pero os lo explico yo a continuación.

 

CURVA DE RENDIMIENTO Y PLANIFICACIÓN DEL ESTUDIO.

 

Coger un periódico o un texto que ya no os sirva, un cronómetro y un lápiz. Dad las instrucciones de la siguiente manera:

1.- Cuando yo te diga empieza tachando la letra “e”, sin dejar ninguna y sin tachar otra que no sea la “e”.

2.- Tenemos que hacer esto durante un periodo de 5 minutos pero cada vez que pase un minuto tenemos que decirle que ponga una señal en el lugar por donde va y que siga tachando la letra “e”, se pondrá una señal cada vez que pase un minuto y cuando hayan pasado los 5 minutos tienen que acabar y elaborar su curva. La fórmula para corregir será la siguiente:

 

“e” tachadas-“e” sin tachar-otras letras tachadas. Esta fórmula se aplica en cada uno de los minutos y al final nos dará cinco valores distintos que representaremos en nuestra gráfica y nos dará como resultado nuestra curva de rendimiento. Ahora os pondré unos ejemplos de curvas y cómo distribuir el estudio en función de mi curva de rendimiento.

 

 

 

 

 

 

 

Haz click sobre las imágenes

 

ESTUDIAR 1 ESTUDIAR 2 ESTUDIAR 3

 

 

3.-La evaluación de las 15 madres que estaban ese día ha sido un “empujón de optimismo”, todas opinan que desean seguir adelante el próximo curso con más temas como puede ser la sexualidad en los jóvenes, los adolescentes y sus problemas, las drogodependencias y  la anorexia y bulimia; profundizando en tres de los ya tratados: la autoestima, prevención de violencia de género y el cómo ayudar a los hijos en los estudios. Han evaluado el café tertulia como una actividad muy positiva y esto anima a seguir adelante.

 

Las propuestas de mejora son las siguientes:

 

a)     la duración es muy importante, nos falta tiempo y debería ser de dos horas.

b)     Trabajar algunos de los temas en conjunto con los hijos, por ejemplo se ha sugerido que en la Semana de Salud tener un Café Tertulia con los chicos y chicas voluntarios o al menos con los hijos de las madres y padres que asisten, para trabajar el tema de la sexualidad.

c)      El tema de cómo ayudar a los hijos en los estudios desean tratarlo a principio de curso.

d)     Intentar que vengan más padres y madres.

e)     Tener más de una sesión al mes.

 

 

Muchas gracias a las familias que han participado durante el curso por su comprensión, su participación y su constancia. Ha sido un placer para nosotros contar con su presencia y hemos aprendido muchas cosas. Esperamos haber contribuido un poco en el conocimiento de los temas tratados y pondremos de nuestra parte, no lo dudéis, en la mejora de aquellos posibles errores cometidos. Feliz verano y ánimo en vuestra tarea de ser padres y madres.

 

Rafael Martínez y Manuela Zaragoza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SÉPTIMA REUNIÓN CAFÉ-TERTULIA

 

En la Septima reunión de padres y madres, celebrada el 28 de abril de 2010, asistieron 14 madres.

 

Estuvimos hablando del papel de la familia  para favorecer el estudio de los hijos e hijas.

 

La sesión estuvo conducida por la Orientadora de nuestro IES, Dª Manuela Zaragoza Gallego, licenciada en Pedagogía, quien le dió un enfoque de  charla con el siguiente contenido:

 

Cómo ayudar a nuestros hijos en los estudios

 

La tarea educadora de los hijos es un derecho y deber primario que tienen los padres. El resto de las instituciones que aparecen a lo largo de la escolaridad de un niño tratan de educarlo por delegación implícita que hacen los padres de ese derecho primero. Pero delegar una tarea, no quiere decir olvidarse, es por ello, que los padres no pueden omitir el derecho y deber primero a la educación de sus hijos.


La interrogante que surge es, ¿cómo ayudar a nuestros hijos en los estudios?, a esta pregunta vamos a tratar de darle respuestas:


1.- Creando un ambiente de estudio en casa


El ambiente que nos rodea es la influencia que tiene en nosotros el entorno que nos rodea. Watson uno de los iniciadores del conductismo en psicología, ya decía: “Dadme un niño y podré hacer de él o un criminal o un santo”. Con ello quería poner de manifiesto la influencia decisiva que tiene el entorno que nos rodea en la personalidad o en la manera de conducirnos. Somos lo que hemos aprendido a ser.


Crear un ambiente no es la actuación de unos días concretos, sin continuidad de manera esporádica para tratar de conseguir unos objetivos educativos. Crear un ambiente significa una actuación sistemática, perseverante para conseguir los objetivos marcados.


¿Cómo se crea el ambiente de estudio?:

Incidiendo desde todos los planos posibles para conseguir el objetivo, es decir, desde los valores a fomentar, ser laboriosos, ser constante en las tareas, valorar el esfuerzo, etc.

Cuidando los detalles materiales que favorezcan el trabajo: que exista un sitio para estudiar, este lugar   deberá reunir algunas condiciones mínimas del tipo de las siguientes: aislamiento de ruidos y cosas que distraigan; iluminación suficiente; silla y mesa de trabajo funcionales para las tareas que se realizan normalmente.
Respetando los padres el tiempo de tareas sin interferir con otros encargos que puedan surgir, que la televisión no esté puesta en el tiempo de trabajo, etc.
Creando hábitos de estudio, es decir, repitiendo siempre el mismo horario de estudio, de trabajo.. en un ambiente de silencio.

Aprovechando los padres el tiempo de estudio para realizar ellos, si es posible, diversos trabajos que tengan pendientes para que sus hijos los puedan ver como modelos que van por delante y son dignos de imitar.

Teniendo un material base para el estudio: diccionarios, enciclopedias, libros de consulta.

Promoviendo para el tiempo libre actividades que tengan que ver con la cultura, con la lectura, con el afán de saber más.

2.- Los padres han de ir por delante en su afán por la cultura

 

  

Si los padres tienen, por ejemplo, curiosidad intelectual, afán de saber y afición por la lectura, serán un ejemplo estimulante para el estudio de sus hijos.

Los padres tienen que preguntarse hasta qué punto fomentan, sobre todo con el ejemplo, la cultura familiar. En este punto puede surgir la pregunta de cómo van a hacerlo, si los padres posiblemente no tienen el nivel de estudios idóneo, no son universitarios, y apenas pueden responder a las preguntas que les plantean sobre las dudas en las tareas escolares. En este punto hay que decir, que los hijos no piden un profesor particular en los padres, sino la coherencia en su preocupación por los temas culturales, su sensibilidad ante lo artístico, el afán de saber que han mostrado en su trayectoria personal. Son manifestaciones de esa sensibilidad cultural, la existencia de una biblioteca familiar, las revistas que entran, las conversaciones que se tienen, etc.


3.- Manteniendo una estrecha colaboración con el tutor y profesores de los hijos


Padres y profesores están metidos en una misma tarea: la educación de los niños, por ello, se ha de tirar unos y otros en la misma dirección y se precisa de una colaboración mutua.


En este punto como en tantos otros, hemos de estar en el término medio, no pasarse por un extremo ni por el otro. Hemos de estar en contacto con los profesores, pero no podemos estar un día si y otro no requiriendo información del profesor sobre cómo va nuestro hijo, porque ello puede resultar agotador para el profesorado. Tampoco hemos de pasarnos por el otro extremo, el no aparecer por el centro, el que nos desconozcan, por mucho que requieran nuestra presencia.

Término medio puede ser una entrevista en cada evaluación, en otros casos que nuestro hijo requiere una tutorización mayor por el colegio y los padres, la periodicidad de la reunión puede ser una vez al mes.



Los aspectos que se pueden tratar en esas entrevistas pueden ser:

Intercambiar información sobre la forma de ser: conducta del hijo estudiante: que capacidades mentales tiene más y menos desarrolladas y cómo las usa.
Qué disposición tiene hacia el estudio: ir tirando con el mínimo esfuerzo, muestra interés o no, es perseverante en lo que se propone o enseguida abandona...
Cómo estudia: qué dificultades principales encuentra en la realización de su trabajo, en qué necesita mejorar en concreto.

Que valores son los que se insiste en casa, y cuáles son los que se proponen en el centro.

Esta información del centro educativo se obtiene sobre todo a través de entrevistas periódicas entre padres y profesores. Conviene que los padres acudan a dichas entrevistas habiendo pensado que tipo de información necesitan y qué tipo de información pueden, a su vez, facilitar al tutor o a los profesores.

Convendrá fijarse conjuntamente algún objetivo común para la actuación de los padres y del centro. Conviene que sea preciso y medible, para que en la próxima entrevista que se tenga, empezar por la revisión del objetivo marcado, cómo ha ido, qué dificultades han surgido, cómo adaptarlo para ahora, etc.


En el intercambio de información bidireccional entre padres y profesor, ocurrirá que el profesor o los padres no pueden proporcionar la información sobre algún dato concreto que se le pide. Esto es perfectamente comprensible. Pero los padres no deben por ello renunciar a conseguir lo que se proponían. Pueden pedir al tutor que consiga esa información para la entrevista siguiente, bien a través de su observación personal, bien a través de otras personas de entre las que trabajan en el centro educativo (profesores de las diferentes asignaturas, psicólogo, etc.).


4.- Orientando a los hijos en el manejo de las técnicas de estudio

Los buenos resultados en el estudio depende de querer estudiar, saber estudiar y hacerlo, es decir nos estamos refiriendo a la motivación, a las técnicas de estudio y a la fuerza de voluntad para realizar lo previsto.


Ahora nos vamos a referir a la importancia de tener la suficiente competencia en el manejo de las técnicas de estudio. Éstas son el instrumento del trabajo intelectual, y de igual modo que si quisiéramos tener un jardín arreglado necesitamos de un instrumental: azada, rastrillo, tijeras.... para realizar nuestro propósito, de igual modo nuestra inteligencia necesita de un instrumental para ser eficaz en el estudio. Por otra parte, nuestro método de estudio siempre es perfeccionable, siempre algo se puede hacer mejor con el menor esfuerzo, mejor y en el menor tiempo posible.


Hay que decir que el primero y principal instrumento que se necesita para el estudio es la lectura, de manera que nuestro hijo tenga las suficientes habilidades en comprensión, velocidad y entonación correcta en la lectura. Si este aspecto básico no se ha desarrollado en su momento con la suficiente eficiencia, posteriormente será la causa originaria del fracaso escolar que aparecerá.

Otras técnicas de estudio que nuestro hijo debe manejar adecuadamente son:

 

Saber organizarse el tiempo.

Saber hacer esquemas, resúmenes.

Saber subrayar un texto.

Pasos a seguir para estudiar un tema.                           

 

En  el centro educativo hay un plan de acción tutorial en el que figuran la impartición a los alumnos de las técnicas de estudio, pero a veces no se practica lo suficiente, y los padres tienen que suplir en ello.



Así pues, la primera tarea es detectar en qué falla nuestro hijo, los defectos de estudio más comunes son: memorismo, estudiar sólo para el examen, dependencia excesiva del profesor y del libro de texto (falta de iniciativa), no saber distinguir lo importante de lo secundario, dificultad para expresar oralmente y por escrito, dificultad para relacionar y sintetizar conocimientos, mal uso del tiempo...

Una vez que entendemos en qué falla y en qué hay que actuar, habrá que hacer un plan para tratar de superar esos puntos débiles.


5.- Animando al estudio sin sermonear

 

Hay que empujar al estudio sin que se note, sin sermonear, ya que el insistir en un mensaje con oportunidad y sin ella en los adolescentes, puede ser contraproducente. Sermoneamos en la medida que insistimos demasiado en un punto sin que sea el momento oportuno para ello.


Hemos de valorar el esfuerzo y la dedicación de nuestro hijo al estudio más que sus resultados. No ha de centrarse toda la valoración de su hijo en sus notas. Hay que mirarle como persona y en un contexto más amplio que el mero rendimiento académico.


Resaltar sus propios progresos, aunque no estén a la altura de lo que a nosotros como padres nos gustaría. Hay que dar tiempo, lo importante es que vaya subiendo cota, aunque en un momento parezca que está retrocediendo. Recuerden que los éxitos, aunque sean o nos parezcan pequeños, son una pieza clave para mantener el interés.



No poniendo, de entrada, las metas demasiado lejos, para que no cunda el desánimo. Por regla general, son más eficaces los pactos familiares sobre aspectos concretos y con refuerzos también concretos, que los grandes discursos de los que se suele abusar.



6.- Procurando las ayudas pedagógicas oportunas cuando sea necesario

Cada hijo tiene su propio ritmo de aprendizaje, los puntos fuertes en el conocimiento y materias en las que presenta lagunas o dificultades. A estos alumnos hay que dar la respuesta pedagógica adecuada, que puede ir desde nuestra ayuda personal hasta ponerle un profesor particular.


Vamos a analizar algunas de las posibles respuestas:


a) Encargarse los padres.


Teóricamente parece una de las más idóneas porque el conocimiento profundo que los padres tienen de sus hijos les lleva a saber exactamente qué es lo que tiene que superar su hijo, además los padres están revestidos de una autoridad que no tienen otros que pueden intervenir, como son los hermanos.

La dificultad que tiene esta opción es que los padres han de disponer de suficiente tiempo para poder dedicarlo a la ayuda escolar de los hijos. Asimismo han de tener los suficientes conocimientos para ayudar a sus hijos en esas materias.

b) Encargarse algún hermano mayor.


Tiene la ventaja de hacer partícipe a un hermano mayor de la responsabilidad de ayudar a un hermano. Esto crea más unidad familiar entre los miembros al tener un propósito común. Otra ventaja es que entre alumnos se explican de manera más didáctica y con el mismo lenguaje las cosas que tienen dificultades.

Puede tener la dificultad de la falta de autoridad que tiene un hermano de manera que no siga las indicaciones que se le hacen. Otra dificultad es la falta de perseverancia en el encargo que se ha asignado a ambos cuando surgen las dificultades. Suele pasar que el hermano a quien se le ha encargado la atención académica, se escude en que él tiene bastante que hacer y no puede perder el tiempo con su hermano, que además no responde a veces a sus indicaciones.

Para subsanar estas dificultades puede ser conveniente asignarle una paga al hermano con el fin de darle más seriedad y responsabilidad.


c) Tener un profesor particular.


Que puede reforzar aquellas materias en las que tiene más dificultades. Para que un profesor particular sea una ayuda para nuestro hijo, hemos de tener en cuenta los siguientes puntos:

Los contenidos que se vean en las clases particulares han de estar supeditados y ser complementarios a los que se desarrollan en el centro educativo por el profesor de esa materia.

Es conveniente que sea una situación provisional, durante un tiempo. Hemos de tener en cuenta que lo normal es que vaya avanzando por los distintos cursos sin que necesariamente precise de un profesor particular. Se requerirá para situaciones extraordinarias: unos suspensos que indican lagunas importantes, dificultades significativas con área determinada, promocionar a un curso superior sin tener afianzado el anterior, cuando el niño no pueda seguir el ritmo normal de la clase....Sin embargo, puede pasar que lo extraordinario se convierta en ordinario.

Los padres deberán contar con la opinión del tutor y otros profesores. De esta forma, en caso afirmativo puede establecerse, además, una colaboración entre el profesor particular y los profesores del centro.

 

7.- Siguiendo el quehacer diario sin agobiar


Hemos de seguir el día a día del quehacer diario. El criterio es que cuanto más pequeños más de cerca hemos de hacer el seguimiento de las tareas de nuestros hijos, cuando van siendo más mayores y han ganado en autonomía y responsabilidad, les podemos dar más distancia en el seguimiento.


Hay que saber qué exámenes tienen, qué resultados están obteniendo, con qué dificultades se encuentran, cuáles son sus actitudes, disposiciones....

Hay que guardar un equilibrio entre dos posturas extremas, una hacer un seguimiento pormenorizado, que puede resultar agobiante a nuestros hijos, y que en algún momento determinado hay que seguir esa estrategia porque requiere una tutorización especial, pero que si se aplica más tiempo puede ser contraproducente. Y la otra postura es no preocuparnos por sus cosas, seguirlo a mucha distancia, de manera que indique despreocupación por nuestra parte. El criterio como se ha dicho antes es ir de más seguimiento a menos según va teniendo más años, pero cada caso es único.


Un objetivo educativo que hemos de marcarnos los padres es que tengan la suficiente madurez y autonomía para organizarse nuestros hijos en el tema de los estudios, y también sería extensible a otros ámbitos. Pero centrándonos en el primero, lo deseable sería que cuando están en el primer ciclo de la enseñanza secundaria obligatoria, es decir, con 13-14 años, nuestros hijos se pudieran organizar por si mismos el horario de estudio, si se van a levantar por la mañana o se quedan por la noche porque tienen un examen....


Hemos de tener en cuenta, que los padres podemos mandar que estudien, que hagan esto o aquello otro, pero esto se puede hacer cuando tienen pocos años, porque aceptan nuestras indicaciones sin rechistar, pero cuando llegan a la adolescencia, si no va saliendo de ellos mismos el hacer las cosas, porque entienden que así lo tienen que hacer, poco podremos hacer con imposiciones si nuestros hijos no están dispuestos a estudiar.


Para ir consiguiendo esta meta educativa, los padres tenemos que empezar desde pequeños, poco a poco, que sean ellos los que hacen las cosas porque así lo van decidiendo, con autonomía, aunque a veces haya que mandarles, pero con la tendencia que sean los que llevan las riendas de los estudios.

 

Además se les entrega a todas las asistentes un resumen escrito de los aspectos más importantes.

 

No obstante, durante la charla, y debido da que las madres se implican en un a dinámica participativa, sólo se avanza en el apartado 1 de cómo crear ambiente de estudio en casa.

  

Para la  próxima y última reunión se prevé acabar el resto de documento  efectuar una evaluación del café-tertulia.

 


 

 

SEXTA REUNIÓN CAFÉ-TERTULIA

 

En la Sexta reunión de padres y madres, celebrada el 24 de marzo de 2010, asistieron 12 madres.

Estuvimos hablando del papel de la familia  para favorecer la autoestima de los hijos e hijas.

La sesión estuvo conducida por la Orientadora de nuestro IES, Dª Manuela Zaragoza Gallego, licenciada en Pedagogía, quien le dió un enfoque de taller  a la charla. Se realizó la siguiente dinámica :

 

1.- Dinámica:

 

a.- Pasamos un papelito y ponemos el nombre indicando si creo tener la autoestima alta o baja. Lo recogemos.

 

b.- Las personas cuyo nombre empiece por M ó I nos van a contar lo siguiente:

  • Cuando yo te de con la varita mágica te vas a convertir en…lo que tu quieras, puedes cambiar de todo.

  • Las personas cuyo nombre empiece por m van a contar lo siguiente:

  • ¿Hubieras cambiado en algo de lo que eres? si contestas que no, ¿por qué?

  • Devolvemos el papel a cada una y escriben si han participado en el paso b, si han cambiado en algo o en muchas cosas respecto a lo que son.

 

2.-Explicación de la AUTOESTIMA:

 

En Psicología la autoestima, también denominada amor propio hacia tu persona o autoapreciación, es la percepción emocional profunda que las personas tienen de sí mismas

 

Tener una buena autoestima implica ser conscientes de las virtudes y defectos propios (autoconcepto), aceptando todo ello en su justa medida, sin amplificarlo ni reducirlo, sabiendo y afirmando que en cualquier caso uno es valioso y digno. Implica, por lo tanto, el respeto hacia uno mismo y consecuentemente hacia los demás. La autoestima es el requisito indispensable para las relaciones interpersonales sanas.

Síntomas de un autoestima positiva

Una persona con la autoestima alta:

  • asume responsabilidades con facilidad;

  • está orgullosa de sus logros;

  • afronta nuevos retos con entusiasmo;

  • utiliza sus medios, oportunidades y capacidades para modificar su vida de manera positiva;

  • se quiere y se respeta a sí misma y consigue el aprecio y respeto de quienes le rodean;

  • rechaza toda actitud negativa para la persona misma;

  • expresa sinceridad en toda manifestación de afecto que realiza;

  • se acepta a sí misma;

  • no es envidiosa.

Síntomas de una autoestima negativa

Cuando una persona tiene su autoestima baja:

  • desprecia sus dones naturales;

  • otras personas influyen en ella con facilidad;

  • se frustra fácilmente;

  • se siente impotente;

  • actúa a la defensiva;

  • culpa a los demás por sus debilidades

 

3.- Dinámica: Nos ponemos en grupos y cada grupo trabaja una de las cuatro características.

 

Cuatro condiciones para potenciar la autoestima en nuestros adolescentes.

  • Si el chico o la chica experimenta total aceptación de sus pensamientos y sentimientos, percibe el valor que se le da a su existencia. No nos gusta la envidia de nuestros hijos e hijas, sus celos, su cerrazón, su aislamiento, su rabieta, su cabezonería, su llorar constante y un largo etcétera. Incluso puede que las características del niño o la niña no sean las que deseábamos que fueran y, además, no aprenden como les estamos enseñando a ser. Pero aceptarles es admitir, por mucho que nos cueste, que ese hijo o esa hija es otra persona independiente y diferente de nosotros, y muy valiosa.

  • Si opera en un contexto de límites bien definidos y firmes, percibe que nos importa. Esos límites habrán de ser justos, razonables y negociables: no vale la libertad ilimitada, pues en esta relación la falta de límites significa indiferencia. Cuando los progenitores escuchan las necesidades y deseos de sus vástagos y se muestran dispuestos a negociar con ellos las reglas familiares, están ejerciendo autoridad y no autoritarismo. La autoridad escucha, atiende y negocia, pero también sanciona el incumplimiento de las normas, algo estrictamente necesario para que el niño o la niña pueda forjar su identidad y establecer su autoestima.

  • Si se siente respetado por su dignidad como ser humano, ganará en confianza. Como a todo, también a respetarse se aprende y no será posible que lo consigan si no les enseñamos. Lo estaremos haciendo cuando aceptamos sus decisiones, escuchamos sus deseos, atendemos sus necesidades y negociamos las reglas establecidas en casa. Respetarles no significa dejar que hagan lo que quieren. La permisividad es nefasta: destruye el esfuerzo, la disciplina y el autocontrol, y con ello, la confianza en uno mismo. Nuestra responsabilidad es enseñar y la suya aprender, pero será él o ella quien se sitúe en el mundo, se saldrá o no de nuestros límites. Intentar dirigir sus elecciones significaría anular su responsabilidad para con él mismo y para con su vida. No puede haber autoestima sin el ejercicio de la responsabilidad.

  • Si el nivel de autoestima de los padres es alto, hay más probabilidades que ocurra lo mismo con el de sus hijos, aunque no siempre es así. Cuanto más se valoren a sí mismos los padres, aunque sin caer en excesos, más fácilmente podrán trasmitir a sus hijos la importancia de quererse a sí mismos. Una autoestima bien asentada ayudará a los progenitores a educar a sus hijos, pues padres y madres son modelos de aprendizaje importantes y necesarios para que el niño inicie su andadura partiendo de algo a imitar y que le indica el camino y cómo recorrerlo.

 

4.- Explicación

  • Un entorno adecuado

La falta de autoestima se manifiesta como un problema, generalmente pasada la adolescencia, pero también está demostrado que la autoestima se puede recuperar, mimar y potenciar. Por ello, nos interesa conocer en qué medida se propicia en el proceso educativo y formativo. Para lograrlo hay que crear un entorno de seguridad que se sustenta en tres pilares: amor, aceptación y respeto. Parece obvio, pero hay que entenderlo bien.

  • Amarle por quién es, por su existencia y por su derecho a ser querida o querido, independientemente de que nos guste cómo piensa, siente o se comporta.

  • Aceptarle tal cual es, y no en la medida en que sigue nuestros preceptos y responde a nuestras expectativas.

  • Respetarle en sus decisiones de por dónde y cómo quiere llevar su vida. Hacerle ver, cuando esas decisiones nos parezcan equivocadas, por qué no se consideran correctas, pero no impedir que intente llevar a cabo lo que considere oportuno. Cometer errores es parte esencial de todo aprendizaje.

  

El padre y la madre, en armonía

Puede que el padre y la madre discrepen y no tengan igual opinión sobre alguna cuestión que afecte a la educación de su hija o hijo, pero esto no supone ningún inconveniente, e incluso esas discrepancias pueden ser conocidas. Lo que sí afectará a la seguridad del niño es que sus progenitores no estén de acuerdo en las decisiones finales. La importancia no está, por tanto, en la diferencia de opiniones, sino en la no unanimidad en las decisiones.

Además, no hay problema en que los padres y madres cambien de opinión ante un hecho o una norma, y en que se lo hagan saber a sus hijos explicándoles el motivo. Esto no supone merma de credibilidad y, en cambio, sí es un ejemplo de flexibilidad y de acomodo a las circunstancias. La rigidez y la inmovilidad no caben en un proceso educativo, donde asumir los riesgos de cambios es parte de la enseñanza.

En resumen...

El compromiso como padres y madres para posibilitar una alta autoestima en los hijos e hijas está relacionado con las siguientes condiciones:

  • Tener presente que es otra persona, independiente y distinta de nosotros.

  • Ofrecer una seguridad basada en la coherencia, es decir, en la coincidencia entre lo que se enseña y lo que se hace.

  • Hacerle sentirse observado y comprendido. Transmitirle que es una persona única e irremplazable.

  • Amarle desde la expresión verbal, mostrándole el gozo que tenemos por su existencia. El tacto es el gesto esencial para que pueda sentirse querido. Tocarle, besarle, acariciarle no sólo cuando es bebé, también cuando rechaza, por pudor, esa muestra.

  • Aceptarle tal como es. Sólo así aprenderá a aceptarse.

  • Respetarle como es.

  • Marcarle límites justos, razonables y negociables.

  • Ofertarle normas y altas expectativas por lo que respecta a su comportamiento y rendimiento. No una actitud del "todo vale", pero tampoco un "no vales".

  • Ofrecerle elogios y críticas dirigidos a su conducta y comportamiento, nunca a su persona. Cuidar por tanto el lenguaje, que puede ser muy negativo, aunque parezca superficial y efímero.

  • Motivarle a tomar decisiones, a experimentar, a asumir riesgos, a hacer y a responsabilizarse de los mismos. No privarle de cometer errores. No sobreprotegerle.

 

Además se les entrega a todas las asistentes un resumen escrito de los aspectos más importantes.

 

 


CUARTA Y QUINTA REUNIÓN CAFÉ-TERTULIA

 

En la Cuarta y Quinta reunión de padres y madres de enero y febrero asistieron 19 y 18 madres, respectivamente.

 

Estuvimos hablando del papel de la familia  en la prevención de la violencia de género en jóvenes y adolescentes.

 

Ambas sesiones estuvieron conducidas por la ponente Dª Raquel Ortiz, licenciada en Psicología, y propuesta por la FAPA Juan González, a petición de la AMPA del IES Santa Mª de los Baños.

 

En la primera intervención se explicó el material de “Pasa de cuentos. Ni Príncipes Ni princesas”, facilitado por el Plan de Formación del Instituto de la Mujer de la Región de Murcia.

 

Alguna de las ideas que se trasmitieron fueron:

  • El proceso de formación de la Mujer-Bonsai y el Hombre-BaoBao.

  • El ciclo de la violencia: micromachismos, maltrato psicológico,…

  • Indicadores de violencia de género en las jóvenes.

En la segunda intervención se acabó de hablar de la violencia de género, y se proyectó un cortometraje para visualizar un caso de maltrato y realzar la importancia de las amigas, y de la familia, para ayudar a cortar la situación de maltrato. Posteriormente, la ponente destaca el papel de la diferenciación educativa que se realiza desde los distintos agentes sociales y de forma diferenciada e inconsciente respecto a las atribuciones que se hacen a cada persona en función de su género.

 

Durante esta sesión salieron comentarios como estos:

 

  • *“Antes las parejas, primero hablaban y se tanteaban después; ahora se tantean primero y se habla después”

  • *“No está bien  zarandear (ó perder el respeto) a la mujer”

  • *”El hombre necesita estar comparándose para sentirse superior, lo cual equivale a establecer relaciones de poder”

  • *”La vara de medir es la mujer, y si ésta desaparece (o la pierde) no  le quedan referentes al hombre. Por ello, el hombre también es víctima”

  • *”Cuando a mi marido se le va …, se hace lo que dice él, aunque yo creía que mandaba”

  • *”Desde niñas pequeñas, cuando una mujer dice lo que piensa ( y no coincide con lo socialmente establecido), ya es mala, rebelde, orgullosa” Es consecuencia del proceso de SOCIALIZACION.

  • *” ¿El estado de felicidad de una persona pasa por convivir en pareja?

  • *”¿Cómo nace la autoestima?:Por una parte, aprendemos las diferencias de roles ( y se valora más el rol de salir fuera, trabajar y ganar dinero), y por otra parte, la publicidad presenta el rol (tonto) de la mujer.

  • *”Los medios de comunicación, familia y  amigos enseñan que la mujer debe ser callada, santa y no se sienta segura de sí misma. Sólo que esté guapa”

  • *”Todas estas SUTILEZAS del entorno llevan a formarse el AUTOCONCEPTO y la AUTOESTIMA”

  • *” Las personas hacemos de ESPEJOS: devolvemos una imagen de lo que esperamos del otro y de lo que se espera de sí mismo”

  • *”A veces pensamos que la mujer tiene que llevar un motor de Mercedes, aunque la carrocería sea de SEAT 600, porque si es al revés lo tiene peor”, pero el secreto está en que “La mujer se SIENTA DIGNA DE SER AMADA Y DIGNA DE SENTIR AMOR”

 Se habla del libro “El niño feliz”

           

Para finalizar, se cierra el círculo de la prevención de la violencia, constatando la necesidad de aumentar la autoestima, por lo que se acuerda tratar éste tema en la próxima reunión.

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TERCERA REUNIÓN CAFÉ-TERTULIA

En la Tercera reunión de padres y madres del pasado 16 de diciembre (miércoles) asistieron 14 madres y un profesor.

Estuvimos hablando de autoestima.

Comenzamos la sesión con la proyección  en cañón de un powerpoint “Paradojas” que invita a la reflexión y a la actividad.

Continuamos para hablar de la última sesión recordando el consumo excesivo y criticando el modelo de ocio  ofrecido por los grandes centros comerciales, y como esta oferta es consumida por la gran masa social, sobretodo los fines de semana y para preparar las fiestas navideñas. Salieron comentarios como estos:

  • *“La gente va a reventar de confort”

  • *“Acudimos a los centros comerciales como si fuesen templos”

Empezamos el tema de la autoestima con la dinámica de “cómo nos vemos ante el espejo”, y surgieron algunos de los siguientes comentarios:

  • *“Siento inseguridad, miedo. A veces, me siento querido por los demás”

  • *“Me veo luchadora”

  • *“La idea que tengo de mí, y el afecto que me tengo”

  • *“Supone un equilibrio entre aceptación y exigencia”

También comentamos los primeros párrafos del texto aportado para trabajar la autoestima, pero deriva la tertulia en otros temas:

TEXTO APORTADO SOBRE LA AUTOESTIMA

  •  *“La poca red de apoyo social que hay a la hora de pedir ayuda para cuidar a los hijos, darles un plato de comida,.. y las responsabilidades y exigencias que hacemos a nuestras hijas/os considerándolos como personas adultas, sin serlo todavía”

  •  *“La comunicación que intentamos con nuestros hijos y no nos responden como esperamos”

  •  *“Para los hijos vale más lo que les dicen los amigos, pero lo que le dice la madre se le pega a  la oreja”

  • *“¿Cómo tratar los temas sexuales con nuestros hijos?

Intentamos retomar el tema de hoy, y damos un consejo para practicar la mejora de la autoestima:

*“No decirle a nuestros hijos una cosa negativa, si no vamos a decirle también una cosa positiva”

...pero nos quedamos sin tiempo y lo aplazamos para el café tertulia de Febrero, pues el próximo café-tertulia será en Enero con el tema de prevención de violencia de genero para adolescentes, a cargo de la ponente Raquel Ortiz, y financiado por las gestiones del AMPA del IES.

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

II SESIÓN CAFÉ-TERTULIA

Hoy hemos venido menos pero como siempre buenos, creemos que la disminución de padres y madres no se debe a otra cosa que circunstancias personales y familiares. Seguimos teniendo interés en mejorar nuestra vida familiar y personal.

Hemos revisado el tema de la alimentación, si nos escuchamos aprendemos muchas cosas de los demás, si nos escuchamos y estamos dispuestos a cambiar.

Hemos entregado unas fotocopias del tema de la alimentación y hemos comenzado con el tema del consumo.

Documento sobre el consumo responsable

Cosas que hemos dicho:

“Si ellos no me piden nada soy yo la que les compro”

“El otro día vimos un video que habíamos grabado el día de reyes y nos fijamos que no le hacían caso a algunos de los regalos, ni los abrían”

“Yo le he puesto un candado al armario para que no coman entre horas”

 “Tenemos que fomentar nuestro comercio, consumir en el pueblo y comprar lo que necesitamos”

 Leemos en casa y empezamos a ser conscientes de este tema. Consumir más no nos da más felicidad.

Ponemos el powerpoint. Paradojas.

Comenzamos el tema de la autoestima. 16-12-09


 

 

 

 

 

NUESTRA PRIMERA REUNIÓN CAFÉ-TERTULIA

En la Primera reunión de padres y madres del pasado 28 de octubre (miércoles) tuvimos una grata sorpresa porque vino mucha gente estupenda. Un papá y …..mamás. Es una gran noticia para nosotros.

Estuvimos hablando de posibles temas: La alimentación saludable, las emociones, el consumo, la escucha, hacer actividades lúdicas con nuestros hijos/as, cómo ayudar a nuestros hijos/as en los estudios, autoestima, cómo educar a nuestros hijos/as en una sociedad tan especuladora.

También comenzamos a hablar de la alimentación de nuestros hijos y salieron comentarios como estos:

            *“En la misma casa, nacidos el mismo día y a la misma hora y uno come “como una lima” y el otro se alimenta porque se lo dices, si no, no se acuerda de comer”

             *No quiere desayunar…”

             *Dice que no le da tiempo…”

             *Luego se come un bocadillo en el recreo…”

             *Estarían todo el día comiendo hamburguesas y pizzas”

             *Le digo que es arroz y…así lo engaño y se lo come”

También comentamos, fuera del tema de la alimentación, que los chicos y chicas llevan muchos deberes para el fin de semana y tenemos que estar encima de ellos para que los hagan, no tienen tiempo para descansar.

También hablamos de hábitos de sueño, de que no quieren acostarse por la noche porque ponen sus series favoritas.

¿QUÉ CONTESTAMOS A TODO ESTO?

  1.  Tenemos que dialogar mucho con nuestros hijos/as y explicarles las cosas sin: gritos, chantajes y sin “porque lo he dicho yo y punto” pero…una vez explicado y justificado si se niegan a hacer lo que deben, utilizando la lógica, si viene el “porque lo he dicho yo y punto” me gustaría que lo hubieses entendido pero si no es así, no puedo hacer nada.

  2.  Sobre los deberes excesivos, tenemos que controlar primero, si el trabajo del fin de semana es fruto de acumulación de cosas de los demás días que me las dejo para el finde o no es así. De todos modos es cierto que tienen deberes pero es algo que los chicos y chicas tienen que resolver con sus profesores/as, a través del delegado/a o directamente. Se puede hablar pero son ellos los que deben resolverlo.

 COSAS IMPORTANTES SOBRE ALIMENTACIÓN

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAFÉS TERTULIA

Hace algunos años, más o menos ocho, cuando Amparo Mozas era nuestra directora, en nuestro Centro se llevaban a cabo unos cafés con tertulia incorporada.

Hace mucho tiempo también, que Rafael Martínez y yo teníamos muchas ganas de retomar esta buena idea. Pero…por la cantidad de trabajo que llevamos en el Departamento de Orientación, por el miedo a que los papás no se animaran, por el horario, etc… ha ido pasando el tiempo. Este curso nos hemos animado y estamos muy contentos. Empezamos en octubre, con los temas que los padres y madres nos propusieron y hemos ido creciendo en cantidad de asistentes y en profundización de temas.

Estamos felices porque tomamos un café con bizcocho estupendo que nos preparan Manu y Tere, nos reímos y aprendemos mucho juntos, es sorprendente la sabiduría popular de estas familias y cómo ponen lo aprendido al servicio de la educación de sus hijos

 

Manuela Zaragoza Gallego

(Jefa del Departamento de Orientación)